Cómo cambiar de cuenta bancaria en la comunidad

Juntas, acuerdos, órganos de gobierno y administración

Arañar de aquí y de allá, buscar los mejores precios. En la guerra abierta entre entidades bancarias y usuarios, las comisiones cuentan. Que nadie se lleve a errores: las comunidades son un soldado más en el frente. Por ello, os explicamos cómo cambiar de cuenta bancaria en la comunidad de propietarios. De primeras, puede ser un gasto despreciable, pero gota a gota se nota.

¿Qué comisiones bancarias pagan las comunidades?

Por supuesto, cada banco es un mundo. Además, algo común antaño, pero cada vez más raro, es que las sucursales negocien ellas mismas las condiciones. Sin embargo, sí podemos afirmar que, fuera de los descubiertos, se pagan dos tipos de servicios.

  • El mantenimiento de la cuenta: puede ser una cuota anual, trimestral o mensual fija. O puede depender del saldo medio. O del número de movimientos mensuales. Esos pormenores son los que se especifican en los contratos.
  • El coste por el giro de recibos: las comunidades no tienen una “cuenta nómina”. No hay un producto específico para comunidades de propietarios. Lo más habitual es que las comunidades se abran cuenta de empresa. Esto es necesario para poder pasar las remesas con las cuotas de los propietarios. Es decir, que tu recibas cada mes el recibo en tu cuenta de la cuota de la comunidad. Pues bien, eso cuesta dinero. Ojo, las devoluciones también ocasionan gastos. Por eso se reclaman los gastos de devolución al propietario moroso.

Conoce AQUI las obligaciones de una comunidad de propietarios.

Cómo cambiar de cuenta bancaria en la comunidad

Porque tu banco haya cambiado sus condiciones o porque de improviso se haya convertido en otro banco (ejem), puede ser que encuentres otra entidad que te mejore el precio por el mismo servicio. A ver, no tenemos que ser los primeros en recordarte que hay cosas que merece la pena pagar. Hablamos de la cercanía de la sucursal, de la calidad de la atención al cliente, etc. Es verdad que todos nos vamos siempre a los lereles, pero también que los prontos hay que reposarlos.

En fin, sea por la razón que sea, te desglosamos los pasos para el cambio de banco en la comunidad:

1 – Convoca Junta

Por supuestísimo, esta no es una decisión que pueda tomar el presidente en un flus. Literalmente. De tomarse unilateralmente, no tiene absolutamente ningún recorrido. El cambio de cuenta bancaria en la comunidad se decide en la Junta de propietarios.

Te contamos muchas cosas de las Juntas de Propietarios.

2 – Acuerdos a tomar

A la hora de la toma de acuerdos, deben fijarse tres puntos fundamentales. Da igual si lo agrupáis todo en el mismo sitio, pero sí o sí deben figurar estos tres puntos:

1 – Cerrar la cuenta bancaria actual: se debe especificar qué banco es y que se acuerda cerrar ese número de cuenta.

2 – Identificar dónde se quiere abrir la nueva cuenta: banco y sucursal.

3 – Identificar cuál va a ser el proceso de firma en la nueva cuenta. En las cuentas bancarias de las comunidades de propietarios se suelen utilizar dos tipos de firmas para autorizar las operaciones.

La firma mancomunada es aquella en la que al menos dos titulares o autorizados tienen que ponerse de acuerdo para firmar las operaciones. Es decir, firma más de uno o no hacemos nada.

La firma indistinta es aquella en la que, aunque haya varios autorizados, cualquiera de ellos puede autorizar las operaciones, sin necesidad de que haya acuerdo.

3 – Acudir a los bancos

Lo más recomendable es acudir primero al nuevo banco. En la sucursal, tendrán que acudir los interesados. Llevarán el acta en la que se les identifica como autorizados. Suelen ser presidente, vicepresidente y administrador. Les tomarán algún dato y las firmas. Se firmarán los formularios que aporte el propio banco y, por supuesto, el contrato.

Una vez abierta la nueva cuenta bancaria, se procederá a cambiar todas las domiciliaciones hasta que la cuenta vieja muera de aburrimiento. Ahora sí, se procederá al cierre de la antigua cuenta. Habrá que mostrar las mismas actas: la del cambio de cuenta y la del nombramiento de autorizados para finalmente ordenar el cierre.

Plus: la pesadilla del cambio de autorizados

Cada vez que rote la junta directiva, los nuevos autorizados deberán identificarse en el banco y presentar el acta de nombramiento. La cosa trae guasa, porque dependiendo del banco deberán acudir más o menos personas a firmar. Lo suyo es que firmase sólo la nueva directiva, pero dependiendo de la sucursal pueden solicitar también la autorización de la saliente. Incluso, pueden exigir que se personen todos el mismo día a la misma hora.

Cambiar la cuenta bancaria en la comunidad de propietarios es un trámite más tedioso que complicado. Como ves, en realidad es muy sencillo. En la práctica, se tendrán que poner de acuerdo varias personas, en ocasiones a costa de su jornada laboral. A ello, se le tendrá que sumar la notificación a todos los proveedores del cambio de cuenta.

Si tienes más dudas, no dudes en contactar con nuestros profesionales.

ahorrar en la comunidad de vecinos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Venta de un elemento común en la comunidad

Venta de un elemento común en la comunidad

Estamos on fire con las operaciones inmobiliarias de los elementos comunes. El último post lo dedicamos a los arrendamientos. En este caso, vamos a hablar de la venta de un […]

18 de octubre de 2021 Leer

Quiero ser el primero en enterarme de todas las novedades