Manual de Tetris para sacar provecho al trastero

[Total:2    Promedio:5/5]

Uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos en la vida adulta, sobre el que nadie nos avisó cuando éramos pequeños, es abrir la puerta del trastero y esquivar los cachivaches que van cayendo sobre nuestra cabeza. Podríamos utilizar un casco de bicicleta para protegernos, pero sospechamos que está ahí dentro, enterrado en alguna parte. Sin embargo, no todo está perdido. El Tetris nos ha entrenado durante años para ser capaces de sacar provecho al trastero.

Al igual que en el popular juego, las piezas van entrando despacito y con buena letra en el espacio. Sin embargo, según va pasando el tiempo, la velocidad va aumentando y el caos puede hacerse insostenible (en el sentido literal de la palabra).

No aparques en un cajón los conocimientos acumulados en años de horas y horas de juego y empieza a demostrar tus habilidades para poner orden en el trastero.

  • Para empezar, a menos que quieras retarte a ti mismo, no debes permitir dejar caer las piezas al tuntún. Hay un hueco delimitado, con el que vas a contar toda la partida, así que piensa qué estrategia vas a seguir para colocar las piezas en el orden que mejor permita aprovechar el espacio.Las cosas grandes y pesadas van al fondo. Es más realista apoyar la “Z” con suavidad sobre la “L” que la “L” sobre la “Z”, posibilidad que nos dejaría con algún espacio sin aprovechar. No coloques los patines detrás del armario que te dejó tu madre a menos que quieras mover el armario cada vez que quieras patinar. Tampoco es recomendable apoyar el televisor viejo sobre la caja de cristalería de bohemia.
  •  ¿A que llegarías a más niveles si el tablero de juego fuera más alto? Pues en los trasteros pasa lo mismo. Si pones estanterías desde el suelo al techo, puedes meter muchas más cosas. Una cosa que el Tetris nunca nos dejó hacer fue dejar piezas pendientes por fuera. En tu trastero puedes, por ejemplo, poniendo ganchos y barras en el techo para colgar las bicicletas y los esquís.
  •  Si sabes que va a llegar la pieza larga dentro de poco, dejas una columna sin ocupar para hacerle hueco, ¿verdad? Pues ten claro que tú tendrás que entrar algún día en el trastero, aunque sea para meter más cosas. Deberías pensar en dejar un pasillo central en el que moverte cuando necesites buscar o dejar algo.
  •  Cuando llegas a un nivel pro de juego, te ahorras los valiosos microsegundos que tarda tu mente en identificar las formas y te pasas a los colores. Sí, cada pieza tiene su color. En el trastero pasa lo mismo. Abrir todas las cajas (porque tus cosas están guardadas en cajas según su uso) para ojear lo que hay dentro puede no ser el mejor sistema. Pásate tú también a las etiquetas y si las cajas son de colores, ¡mejor! Si ya tienes bien claro lo que hay en cada caja (porque, recuerda, tus cosas están guardadas en cajas según su uso), es conveniente que los objetos que utilices mucho vayan en la vanguardia. Puede resultar poco práctico que la ropa de bebé del hijo que se te acaba de casar tape la caja de los adornos de Navidad.
  •  Es complicado jugar al Tetris con la pantalla apagada. Pon al menos un punto de luz en tu trastero.
  • Si la cosa ya se te ha ido de las manos, llegas al techo y desaparecen todas las piezas. Tampoco hay que ponerse tan drástico, pero si quieres sacar el máximo provecho al trastero, igual debes plantearte que hay cosas que debes donar, vender o tirar. Un ejemplo es la bicicleta que te regalaron antes de que te hicieras polvo la rodilla y te prohibieran volverla a utilizar. Lleva 10 años cogiendo polvo. Va siendo hora de buscarle una vida mejor.

Sabemos que no nos vas a defraudar, vas a desenfundar todas tus artes y vas a poner orden en el trastero maldito. Sólo tienes que tener clara tu estrategia y no dejarte intimidar por la tensión que produce el flujo continuo de trastos.

¿Tienes alguna otra estrategia para vencer al agujero negro? Déjanos tus sugerencias.

Fotografía vía Pinterest

Deja un Comentario

Vivienda con las siglas del ahorro energéticocombatir una plaga en la comunidad de propietarios