WIFI en comunidades de propietarios

Instalaciones, telecomunicaciones y sistemas

¿Es posible contratar una única WIFI en comunidades de propietarios? Ahorrar costes en los hogares. Simplificar las instalaciones. ¿Sabes cuando vas de viaje y la wifi es común para todas las habitaciones? Pues algo parecido puede implantarse en las comunidades. Y si se busca una buena velocidad, puede salir muy rentable.

Internet comunitario: cómo funciona

En los núcleos urbanos, grandes y pequeños, encontramos una telaraña invisible de redes y conexiones. Para tener acceso a Internet, cada vecino debe disponer de un router. Cuando la densidad de población es alta, podemos ver que si nos queremos conectar a una wifi, tenemos un montón de redes a nuestra disposición.

El wifi comunitario permite reducir esto a uno. Es decir, todos los propietarios se conectan a la misma red.

Instalaciones – Infraestructura común

Para ello, se distribuyen varios puntos de acceso, en función del tamaño de la comunidad. Cuando un punto de acceso falla, porque los fallos existen, siempre es posible conectarse a otro más lejano. La señal se ve reforzada por la instalación de repetidores que faciliten esta desviación a otro punto de acceso.

Las instalaciones de wifi comunitario también suelen disponer de un balanceador de carga. Ese permite repartir las peticiones para cuellos de botella cuando todos los vecinos se quieren conectar a la vez.

Los puntos de acceso y los repetidores son controlados por un servidor. Este servidor evita que haya abusos entre vecinos que pretendan beneficiarse del ancho de banda asignado a otras viviendas. Así, se garantiza un acceso equitativo. El servidor además permite regular el uso de Internet de la comunidad, aunque eso es menos corriente.

Seguridad y privacidad

Al igual que en los hoteles, para conectarse, cada vecino dispondrá de su propio usuario y contraseña. De esta forma, se reserva ese espacio de uso. Además, en caso de ilegalidad o fraude, es posible determinar de qué vivienda procede. Así, la comunidad de propietarios nunca sería responsable del uso individual de la red de cada vecino.

Registro de Operadores

Desde hace años, para crear una única red wifi para comunidades no es necesario darse de alta en el Registro de Operadores de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

Esto va a ser así siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

  • La wifi será para la comunidad de propietarios y para nadie más. Es decir, no será una wifi colectiva abierta al público sino a los vecinos. La infraestructura además debe formar parte de los elementos comunes.
  • La disponibilidad de la conexión no deberá tener ánimo de lucro para la comunidad de propietarios. Para ello, se garantizará que los vecinos no paguen un sobrecoste sobre el precio del servicio.
  • La comunidad de propietarios no es el proveedor. El servicio lo prestará una empresa que sí deberá estar dada de alta en el Registro de Operadores.

Compartir wifi con el vecino

Puedes pensar que compartir wifi entre dos casas es una idea fantástica. Sin embargo, ello conlleva tres grandes problemas:

  • El primero es la velocidad de conexión. Obviamente, el que tenga el router en casa tendrá mejor conexión que el que se conecta.
  • Al utilizar la misma red sin restricciones, el riesgo de hackeo se multiplica.
  • Por otro, hay un problema de legalidad. Si alguno lleva a cabo actividades ilícitas, es imposible determinar quién de ellos ha sido, siendo responsable el titular del contrato.

Wifi en comunidades de propietarios: ventajas y desventajas

Ventajas

  • Ahorrar costes. Obviamente, la primera ventaja es el precio del internet comunitario. Al haber un único contrato y compartir el mantenimiento de las instalaciones, tener wifi comunitario puede suponer un ahorro de hasta 70€ por vecino en las tarifas más caras. Además, la factura de internet se emite a nombre de la comunidad.
  • Mantenimiento. Como el contrato es de una instalación, las empresas llevan a cabo un mantenimiento regular de la misma.
  • La estabilidad de la red es mejor. Al limitar las redes disponibles se crea un espacio único, por lo que hay menos ruido.

Desventajas

  • Un Firewall potente es imprescindible. Si ya cuando haces uso de tu propio Internet en casa el Firewall es importante, cuando compartes la cosa se potencia. No puedes controlar qué tipo de descargas van a hacer tus vecinos. Y compartes red.
  • El vecino moroso. Como en cualquier otro servicio de la comunidad, lo que haga tu vecino te influye. Más sobre el vecino moroso aquí.
  • No todas las compañías lo ofrecen.
  • Ofertas y paquetes. Como sabes, las distintas compañías te ofrecen junto con la conexión a Internet otros servicios como líneas de teléfonos, suscripciones a plataformas de streaming y hasta un viaje a Torrevieja si se lo pones difícil. Al haber un único contrato, la negociación con la compañía sobre las ofertas es común. Sin embargo, todo es echar números. Echando cuentas, puede seguir saliendo más barato contratar la tele por separado.

¿Y si no quiero contratar Internet con la comunidad?

Por las leyes del mercado de competencia. La comunidad debe garantizar que, independientemente de contrato que tenga la comunidad, cada vecino pueda suscribir sus propios contratos.

 

Una única wifi en comunidades de propietarios puede ser un salto al vacío. En el caso de las comunidades más pequeñas, ese acto de fe puede salir muy rentable. Todo es cuestión de informarse y valorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contadores individuales obligatorios. Ahora, sí

Contadores individuales obligatorios. Ahora, sí

Ya está aquí, ya llegó la individualización de la calefacción. Después de años dando la vuelta al mismo tema, por fin podemos decir que llegan los contadores individuales obligatorios. Hablamos […]

23 de septiembre de 2020 Leer

Quiero ser el primero en enterarme de todas las novedades