Perspectivas de la apertura de las piscinas comunitarias

[Total:2    Promedio:5/5]

Pocas cosas hay tan arraigadas en nuestras tradiciones como pasar el verano combatiendo el lorenzo dándose un chapuzón. Por ello, son muchas las mentes inquietas que comienzan a trabajar pensando en el verano que se nos viene. ¿Están las comunidades preparadas para la apertura de las piscinas comunitarias? Los escollos no paran de multiplicarse. En el mundo actual de lo que nunca imaginaste surge un nuevo elemento a parchear: ¿qué pasa con las comunidades? ¿Podrán de verdad ser disfrutadas a partir de la Fase 2?

Principales problemas en la apertura de las piscinas comunitarias

El agua de las piscinas es desinfectada. La escala del cuidado que ponemos oscila entre la voluntad de cada uno cuando hablamos de piscinas unifamiliares, los requisitos higiénico sanitarios mínimos de las piscinas comunitarias y los muy conservadores estándares de las municipales y públicas.

En este sentido, las piscinas de las comunidades de propietarios llevan mucho camino avanzado, ya que, según los estudios disponibles hasta el momento, las propias medidas de desinfección del agua son válidas contra el coronavirus. Es decir, no habría que utilizar productos adicionales a los de la conservación normal del agua.

Aforo y superficies, los grandes enemigos

El principal problema detectado hasta el momento cara a la apertura de las piscinas comunitarias es el aforo. Parece contradictorio que tengamos que mantener la distancia social una vez fuera del umbral de nuestro hogar y luego nos arrejuntemos en el césped de la piscina.

Reducir el aforo de las piscinas comunitarias sería el primer paso para su apertura. Desde sanidad informan de que el aforo debe ser del 30% de la capacidad de la instalación en la fase 2. Eso sí, siempre y cuando se pueda respetar una distancia de dos metros. A priori, esto no parece muy complicado. Sin embargo, ¿quién decide quién y cuándo?  Llevamos semanas encerrados y es previsible que, más que nunca, queramos disfrutar de nuestras piscinas. En el mundo de los supuestos y futuribles asociados al coronavirus, habría que controlar cuántos vecinos podrían beneficiarse al mismo tiempo del uso de sus instalaciones comunes.

Hay que tener en cuenta que entre las competencias de los socorristas no se contempla el control de aforo. Por ello, o bien las comunidades deberán contratar a una persona que se encargue de ello o bien los vecinos deberán turnarse para la vigilancia.

>> Consulta aquí las diversas formas de controlar el aforo en las piscinas comunitarias.

En cuanto a la desinfección de superficies, la cosa es más retorcida. Podríamos tener más o menos claro que no nos podemos juntar mucho a nuestros vecinos. Ahora, a eso habría que añadirle la voluntad de “no tocar nada”. Parece claro en este momento que en el agua somos pollito. Salvo que nos escupan a la cara (suena a broma, pero pregúntale a los niños…), el agua tratada no es amiga del virus. Pero el ritual de pasar la tarde en la piscina implica muchas más cosas. Hablamos de aseos, vestuarios, de tumbarnos a la bartola, de caminar por las losas, de tocar los grifos y de sentarnos en el bordillo. Súmese a esta lista la experiencia personal de cada uno.

Algunas soluciones para la desinfección de superficies

Hacer uso de las instalaciones con seguridad requiere de voluntad, pero es factible:

  • Presencia del virus en aseos y vestuarios: para este punto, encontramos dos soluciones. La más difícil de llevar a término es contratar una limpieza desinfectante al menos una vez al día. Esta solución resulta costosa en términos económicos y no es del todo garantista. La segunda solución es clausurarlos. Directamente. Al fin y al cabo, las viviendas están al lado.
  • Presencia del virus en el resto de superficies: algunas empresas de mantenimiento de piscinas ofrecen mecanismos con sensores para evitar que los vecinos andemos toqueteándolo todo. También, es posible encontrar dispositivos de apertura con el pie, ya que es poco probable que nos echemos el pie a la boca o a los ojos. Finalmente, existe la solución más extendida en comercios: solución hidroalcohólica. Es la más barata para la comunidad de propietarios. Sin embargo, ésta requiere del completo compromiso de los propietarios. Tocas, te lavas, tocas, te lavas, tocas, te lavas, y así…

Preparación de la apertura de las piscinas comunitarias

Vale, más o menos y sin recomendaciones oficiales, vamos teniendo claro cómo podríamos llevar a cabo las aperturas. Pero hay mucho más que no se pude pasar por alto.

No se han podido celebrar juntas de propietarios

Parece que eso a ti, que pagas rigurosamente tu cuota, te importa poco. Sin embargo, entre marzo y abril es cuando se aprueban la mayoría de los presupuestos para la temporada de piscina. (ejem… cof, cof…) Sin la aprobación en Junta, no es posible aprobar un presupuesto que fácilmente puede superar los 6.000€.

Algunas empresas están ofreciendo un servicio de “conservación”. Las actuaciones de conservación pueden realizarse bajo la autorización del presidente. Retorciendo un poco los articulados, se trataría de conservar el agua. No sabemos cuándo podremos abrir las piscinas comunitarias, eso es un hecho, pero, mientras tanto, mantenemos el agua limpita.

Por otra parte, y seguimos retorciendo artículos, este punto podría salvaguardarse al amparo del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. En su artículo 40, permite a las asociaciones y sociedades reunirse por videoconferencia siempre que se pueda verificar la autenticidad y la conexión bilateral. Además, las votaciones pueden alcanzarse por escrito. Al estar retorciendo, sería conveniente que todos los propietarios estuvieran de acuerdo con el invento.

Presupuestos elevados frente a gran incertidumbre

Para las piscinas de las comunidades pequeñas, con conservar el agua como si estuviéramos hibernando la piscina es suficiente. Sin embargo, las piscinas grandes necesitan movilizar más recursos. El más importante, la contratación de personal. Resulta precipitado firmar un contrato de temporada si ni siquiera sabemos si vamos a poder abrir. Por ello, es recomendable que si hemos salvado todos los escollos anteriores, verifiquemos qué estamos firmando. Habrá que ser especialmente precavido con las cláusulas so pena de pagar por un servicio que no podremos utilizar.

Las perspectivas de la apertura de las piscinas comunitarias no son buenas, pero tampoco malas del todo. Lo importante es ser responsables y conscientes de todo lo que implicaría en un mundo apocalíptico. ¿Tienes más dudas? Consulta con nuestros profesionales.

ahorrar en la comunidad de vecinos

Showing 4 comments
  • marta perez

    Lamentablemente hay administraciones que se han saltado las prohibiciones y han hecho reuniones extraordinaria para variar el presupuesto y renovar empresa de mantenimiento, todo a favor de ellos.

    Es legal una reunión telematica de una Mancounidad?
    Es legal extender el presupuesto a 15 meses?.
    Es legal aprobar presupuesto para obra no necesaria en esta crisis económic a?

    • micomuniweb

      Buenas tardes, Marta:
      Las juntas virtuales son legales en Cataluña. A escala nacional se está solicitando una regulación, ya que esta crisis ha derivado en una parálisis total de las comunidades.
      En todo caso, todos los propietarios deben tener acceso a la junta o, en su defecto, ser representados por otro. Además, se debe verificar la identidad de los participantes y asegurar un mecanismo que permita el debate.
      En cuanto a las otras dos cuestiones, es legal siempre que la junta lo haya decidido. El matiz ahora es delicado: son impugnables siempre que un propietario (estamos hablando de fuera de Cataluña) no esté de acuerdo con la Junta virtual. Puedes consultar más detalles sobre la impugnación en https://micomuniweb.com/como-impugnar-acuerdos-de-la-junta-de-propietarios/
      Para una consulta jurídica más detallada, puedes acceder a https://micomuniweb.com/consultas-juridicas/
      Un saludo,

  • Alba

    Buenas tardes. Mañana nos vamos de vacaciones a la misma urbanización que siempre, en la que hay una piscina. El presidente dice que no la quiere abrir, pero todos los inquilinos queremos. ¿Qué es lo que debemos hacer para poder abrirla? Gracias.

    • micomuniweb

      Buenos días, Alba:

      Ni el presidente ni los inquilinos pueden tomar esa decisión. Ésta tiene que salir de los propietarios en junta.

      Un saludo,

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies
mantenimiento limpieza coronavirusCoronavirus y parálisis en las comunidades de propietarios