Ruido máximo permitido en comunidades: el tope del colmo

[Total:6    Promedio:2.8/5]

Todos nos vamos haciendo a la idea de que vivir en una comunidad de vecinos lleva implícita la idea de convivir, para lo bueno y para lo malo. Por ello, somos muy pacientes tanto con nuestro vecino Bricomanía cuando sus labores se le van de las manos como con el resto de vecinos ruidosos. Pero, ¿qué pasa si llegamos al ruido máximo permitido en comunidades? Eso ya no mola tanto…

Puedes entender que un día es un día, y aguantas paciente cuando los del piso de estudiantes deciden mantener charlas metafísicas hasta altas horas de la madrugada. Total, un día es un día y dejaron una notita en el portal avisando al resto de vecinos e invitándoles al simposio. Sin embargo, si hablamos de un ruido estridente que se repite en el tiempo… Eso son ya palabras mayores.

Los ruidos, “técnicamente dicho”, son sonidos indeseados que molestan. Sufrirlos de continuo tiene consecuencias sobre la salud física y mental. Así, es un tema que no hay que tomarlo a la ligera. Actualmente, el ruido es considerado como contaminación, es un delito contra el medio ambiente y, padecerlo, como una merma de la calidad de vida.

¿Cuál es el ruido máximo permitido en comunidades?

Ojo no nos confundamos en este punto, que las cosas pueden no estar tan claras. La legislación europea establece los niveles máximos de ruido en 55 decibelios (db) durante el día y 45db durante la noche. Estos valores son establecidos porque se considera que a partir de los 70db el ruido es perjudicial para la salud. A esta intensidad, puede llegar hasta producir dolor y sordera, por no comentar su papel protagonista en la obra Cómo desquiciar a tu vecino.

¿Por qué decimos que las cosas pueden no estar tan claras? Sencillo, la legislación europea siempre es una ley de mínimos. Luego cada país adapta sus leyes, pero si son más proteccionistas que la europea, tanto mejor. Y en el caso de los ruidos, encima están regulados por los Ayuntamientos. ¿Qué quiere decir esto? Pues que la única forma de informarte de cuáles son los niveles máximos de ruido en tu comunidad de pripietarios es preguntar en el Ayuntamiento. Cada uno de ellos te contará una cosa.

Ten en cuenta, además, que algunos municipios establecen valores distintos en función de la zona de la casa en la que se hagan las mediciones de ruidos. Así, si los sufres en el trastero, posiblemente las autoridades sean las que no te escuchen a ti. Pero si los sufres en el dormitorio…  ¡Ahí puede arder Troya!

¿Cómo saber si sufres niveles máximos de ruido?

En el momento en que se produzca el ruido, llama a la policía municipal. Este paso es fundamental. Sin él, no podrás hacer nada más. La policía municipal traerá su sonómetro, medirá el nivel de ruido y abrirá una incidencia si procede. Así todos sabemos que no te lo estás inventando.

Tienes que diferenciar si el ruido proviene de la calle, porque haya cerca de ti algún bar de estos en los que la gente se recoge temprano, o si son tus vecinos los que están poniendo a prueba a yunque, martillo y estribo.

En el caso de que sean tus vecinos, habla con ellos, anda. No vale eso de quejarse a la policía sin que ellos supieran que veían El Príncipe a tope de volumen. Lo más seguro es que te agradezcan la advertencia y que empiecen a usar cascos. En realidad, nadie quiere malos rollos con el resto de propietarios. Bueno, el vecino troll, sí.

Si aun habiéndoles advertido no te hacen caso y siguen y siguen cual conejito de Duracell, plantea el problema en la próxima Junta de Propietarios. Pero en el Orden del Día, que quede bien a la vista.

Si todavía así persiste… ahora ya se puede acudir a la vía judicial ordinaria y la cosa se puede poner muy fea… De hecho, las sanciones por ruido pueden oscilar entre una pequeña indemnización por daños y perjuicios hasta una multa más gorda con privación de uso de la vivienda incluida.

Si no te ves muy apoyado por tu comunidad de vecinos, tienes que saber también que puedes interponer la demanda a título individual.

Tipos de aislamientos acústicos

En ocasiones, el problema con los ruidos viene ocasionado por una sensibilidad especial del vecino que los sufre. En estos casos, los sonidos no suelen alcanzar los niveles máximos permitidos, pero siguen siendo igual de desagradables y molestos. Si es tu caso, deberías plantearte recurrir a un buen aislamiento acústico.

Especialmente la construcción de la casas más antiguas no viene preparada para aislar correctamente la vivienda tanto térmica como acústicamente. Por ello, es buena idea plantearse realizar un aislamiento en la vivienda. Este tipo de obras de mejora corren a cargo del propietario, así que tómatelo como una inversión en calidad de vida. Un buen aislamiento acústico te mantendrá alejado de los ruidos exteriores e impedirá que salgan los interiores (para el caso en el que el que se pase de decibelios seas tú).

¿Con qué puedes aislar tu vivienda?

Dejado el plomo de lado, por aquello de que está prohibido por ser tóxico, actualmente se puede recurrir a multitud de materiales para aislar una vivienda. Elegir uno u otro dependerá del presupuesto y de lo gorda que pueda llegar a ser la obra.

  • Materiales multicapa: están hechos de fibras textiles, principalmente algodón.
  • Corchex: es el aislamiento más extendido en la actualidad, es una lámina con gránulos de caucho.
  • Mantas de fibra de vidrio: tan engorrosas como efectivas.
  • Cemento de ladrillo: es la obra más complicada de todas, pero también la más efectiva.
  • Insoplast: ideal para aislar techos y paredes.

Estos son los materiales más comunes, pero hay un montón adaptados cada uno de ellos a las necesidades específicas de la vivienda. Antes de decantarte por uno u otro, acude a un estudio de arquitectura para que te aconsejen bien.

En Micomuniweb colaboramos con grandes profesionales. Podemos acompañarte en tu lucha contra el ruido, desde el asesoramiento judicial a los servicios de arquitectura o reformas. No dudes en comentarnos tus dudas. Recibirás el mejor consejo.

ahorrar en la comunidad de vecinos

Deja un Comentario

cerramientos-de-terrazas-en-comunidadesreparar-la-fachada-de-un-edificio comunidades de vecinos