Contratar un portero para la comunidad: ¿Cuál elegirías?

[Total:1    Promedio:5/5]

¿Estáis pensando en contratar un portero para la comunidad? Si ese es el caso, no todo vale. Para los más tímidos, para los más asustadizos, para los amantes de la limpieza… para cada uno hay un tipo de portero o conserje ideal. Sólo es necesario conocer de quiénes estamos hablando.

¿Voy a contratar un portero o un conserje?

Diferencia entre portero y conserje

Lo primero que debes saber es que portero y conserje no exactamente lo mismo ¿o sí? La principal diferencia es que el portero ve reducido su salario porque vive en una vivienda de la finca en la que presta sus servicios: la portería. Seguro que has visto muchas veces un cartel sobre una puerta con ese nombre al entrar a un edificio. Pues sí, es una vivienda. En este sentido, el portero puede serlo a tiempo completo o dedicarse también a otras cosas. Eso depende del tipo de contrato que le proporcione la comunidad de vecinos.

En cuanto al conserje, él sí recibe su sueldo íntegro, pero vive fuera de la finca, a la que acude sólo a prestar sus servicios (o a visitar a los vecinos con los que haya entablado una amistad, por supuesto).

¿Cuál es el sueldo de un conserje?

Puedes consultar el sueldo de un conserje en la Comunidad de Madrid en el Convenio colectivo del Sector de Empleados de Fincas Urbanas:

Página 61 – B.O.C.M. – 16 de enero de 2002

Actualización: Página 66 – B.O.C.M – 30 de abril de 2004

En los últimos años hemos presenciado como algo que era indispensable hace 50 años, contar con un portero en el edificio, se ha visto desplazado por incluir la figura del conserje. Normalmente, este cambio se debe a una cuestión económica. Es una decisión de la comunidad de vecinos, que ve más rentable pagar el salario íntegro al conserje y sacar algún dinerillo mientras tanto mediante el alquiler de la vivienda destinada a la portería. De hecho, cada vez es menos común ver porterías en las construcciones nuevas, decantándose estas comunidades por la contratación de un servicio de portería.

¿A qué se va a dedicar el portero o conserje?

Puede que pienses que contratar a un portero o conserje sea igual a contratar a una persona que sirve para todo, pero nos tememos que no es el caso. En este caso, las funciones de los conserjes y porteros vienen muy bien definidas en los convenios colectivos regionales relativos a los empleados de fincas urbanas. Más o menos sus funciones serían:

Funciones de un conserje de edificio

  • Vigilar a las personas que entran o salen del edificio.
  • Abrir y cerrar el portal
  • Encender y apagar la calefacción.
  • Repartir el correo por las viviendas.
  • Sacar los contenedores de la basura a la calle.
  • Asumir la limpieza de algunas zonas comunes.

Además de estas funciones, si en la comunidad de vecinos así se aprueba, sea por petición del Presidente o del Administrador de Fincas, el conserje puede asumir otras muchas funciones:

  • Llamar al servicio técnico cuando haya alguna avería en la comunidad
  • Jardinero, si así lo recogen los estatutos y si la comunidad le proporciona todo el material necesario.
  • Además de encargarse de candar el portal, hacerlo de la puerta de contadores, los trasteros, la zona de la piscina, la sala de usos polivalentes… así como custodiar sus llaves.

¿Con qué tipo de portero te puedes encontrar?

Porteros y conserjes hay muchos y cada uno de ellos se erige como toda una institución en su comunidad de vecinos.

El que se conoce todos los nombres

Este entrañable personaje conoce a todos los vecinos del edificio, sus trabajos, los nombres de sus hijos, nietos, primos y amigos más cercanos, sus horarios laborales y sus hábitos nocturnos. Siempre pregunta por ellos cuando te ve y nunca se deja llevar por el chismorreo. Es, simplemente, una enciclopedia andante.

El portero que no conoce ni a su madre

Lleva toda la vida en el edificio, pero si un día entra un joven con dos copas de más a altas horas de la madrugada, ni le dejará entrar al edificio ni llamará a sus padres para verificar su identidad, por aquello de las horas intempestivas.

El que no deja entrar

A caballo entre los dos, este tipo de portero sí reconoce a todos los vecinos, pero no a sus allegados. Fiel a su labor de guarda y maestro de las llaves de la comunidad de vecinos, no dejará entrar a tu primo hasta haberle sometido a un cruento interrogatorio para verificar su procedencia. Sin duda, este tipo de portero es uno de los mejores sistemas de vigilancia que puede tener una comunidad de vecinos.

El que ve mucho la tele

En realidad, nadie sabe si conoce a los vecinos o no; porque pocas veces levanta la cabeza del pequeño televisor que ha instalado en la garita. Sus temas más habituales de conversación son lo que se parecen cada día más Terelu Campos y su madre, el bote de Pasapalabra que se va acumulando y las últimas nominaciones de Gran Hermano. Este portero es un fiero combatiente del vecino ruidoso, ya que le impide escuchar bien sus programas favoritos, que son todos. ¿Lo bueno? Siempre sabrás dónde encontrarle cuando lo necesites.

El ausente

Al contrario del anterior, ni está ni se le espera. Los vecinos suelen sospechar que estos conserjes suelen tener un problema de vejiga, ya que siempre que acuden en su busca encuentran un cartel que reza que está en el baño, pero que volverá enseguida.

El burócrata

De larga trayectoria en la finca, trabaja para ella desde tiempos remotos, incluso sus ascendientes ya trabajaron en ella. De hecho, es una estirpe familiar asentada allí desde que se constituyó la comunidad de vecinos. Es tal el conocimiento que tiene del edificio, que lo considera propio, conoce todos los supuestos legales a los que se acoge y se empeña en cumplir con tesón la función de Presidente

El portero automático

Para las comunidades de vecinos más pequeñas, este es el tipo de portero que más renta. Se sitúa cerca de la puerta de seguridad de entrada al edificio y contesta sólo cuando la llamada a la vivienda correspondiente tiene respuesta. Renta mucho, porque su mantenimiento es barato, pero ni limpia, ni saca la basura.

El portero ideal

Este es el portero que todos querríamos tener en nuestras comunidades. Se conoce el nombre de todos los vecinos aunque nunca entre en una indiscreción. Es amable y afable con todos los vecinos y lleva a cabo sus tareas con diligencia. Sin embargo, no es ni zalamero ni servicial. ¡Pon uno de éstos en tu vida!

¿Ya te has decidido por un tipo de conserje o portero para tu comunidad de vecinos?¿Piensas contar con algunos?¿Ya has reconocido al de tu comunidad? Déjanos un comentario aquí, en nuestra página de Facebook o en Twitter mencionando a @micomuniweb.

Recuerda también que colaboramos con empresas de conserjería que ponen a tu disposición grandes profesionales de servicio y atención a os vecinos. ¡Consúltanos!

ahorrar en la comunidad de vecinos

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies
reparar-la-fachada-de-un-edificio comunidades de vecinosanimales-en-la-comunidades