Cómo ahorrar en la iluminación de la comunidad

[Total:1    Promedio:5/5]
La factura eléctrica de la comunidad es uno de los puntos más importantes a valorar en términos de eficiencia energética. Junto con el mantenimiento de los ascensores y los gastos de la piscina, la iluminación común es uno de los agujeros negros donde cae el presupuesto anual. Entonces, ¿cómo ahorrar en la iluminación de la comunidad de propietarios?

La cosa no deja de ser curiosa. Todo el mundo quiere luz, nadie se preocupa por su estado, pero todo el mundo se alarma cuando llega la factura (O cuando nos quedamos a oscuras). Y es que en términos lumínicos estamos anclados en el “todo vale”. En plan de ¡Bah! Si con lo que cuesta modernizar la instalación no merece la pena. Y no podemos estar más equivocados. El ahorro de lereles al prestar atención al ahorro en luz es más que jugoso.

Por cierto, que si solicitáis el certificado energético también os darán un conjunto de recomendaciones para mejorar la eficiencia del edificio. Os lo contamos en el post Certificado energético para comunidades de propietarios.

Sea por dentro o por fuera, la luz cuenta. Y entonces, ¿Cómo ahorrar en la iluminación de la comunidad?

Tipos de ahorro en la factura de la luz

Cuando hablamos de eficiencia energética, hay que tener en cuenta lo que entra y lo que sale. Es decir, por una parte, tenemos que ahorrar en los suministros. Por otra, gastar poco.

Ahorro en suministro:

Siempre es importante informarse de las distintas tarifas que ofrecen las diversas compañías eléctricas. Puede que creáis que la diferencia es mundana, pero puede importar. Por eso, verificad siempre que el contrato de la luz de la comunidad de propietarios se ajusta a vuestras necesidades.

Ahorro en consumo

En cuanto al consumo, hay dos factores a tener en cuenta. Uno es que las instalaciones son las adecuadas y están en perfectas condiciones. El otro, asegurarse de que no se produce derroche energético al tener, por ejemplo, encendidas luces que no se necesitan.

Diferenciando entre luz interior y exterior, vamos a dilucidar cómo ahorrar en la iluminación de la comunidad.

En cuanto al consumo, es importante diferenciar entre lámpara y luminaria y contar con los que más se adapten a las instalaciones.

Lámpara sería lo que produce la luz. Luminaria es su soporte. Las lámparas deben ser de bajo consumo y contar con una potencia adecuada a cada necesidad. Las luminarias deben evitar la pérdida lumínica y dirigir la luz allí donde se requiere.

Nosotros ya sabes que apostamos por el LED.

Por otra parte, hay que señalar y reseñalar que la falta de mantenimiento también puede desembocar en una pérdida de energía. Es importante que todos los equipos estén en buen estado.

Ahorrar en la iluminación de la comunidad: El interior

Por supuesto, el primer paso para ahorrar en luz es contar con lámparas de gran eficacia y larga vida. Luego, las lámparas deben estar distribuidas de forma que llega la iluminación allí donde hace falta, pero no se solapa la luz de una con la de otra.

Dimensionamiento

Esto normalmente lo deciden los arquitectos. Sin embargo, pongamos un ejemplo, porque es más fácil de explicar así. Hay un edificio que es antiguo. En su momento, se diseñaron los puntos de luz con base en una determinada tecnología. Ahora las lámparas son mejores y todo tiene más potencia y es más eficiente, de tal suerte que se solapan unos haces de luz con los otros. ¿Se acaba el mundo? No. Es posible ir mirando qué pasa y quitar algunas bombillas. Ensayo y error. Claramente, la belleza del plan radica en su sencillez.

Siempre, siempre, hay que tener presente el tipo de zona que se quiere iluminar y, por tanto, el tipo de alumbrado que requiere. Escaleras, rellanos, pasillos anti-incendio, trasteros, garaje…

Los colores también importan. Paredes claras y escasez de mobiliario fomentarán un mejor aprovechamiento de la potencia lumínica.

Sectorización

Otro de los aspectos que brillan por su carácter epatante es que entres al portal y se enciendan las luces hasta en el octavo. En este sentido, lo más normal es la sectorización del alumbrado. Por pisos en las comunidades más pequeñas, por alas en los castillos más historiados. Qué bien queda poder decir vivo en el ala Norte.

Temporización

No a tener encendidas las luces todo el rato. Te damos las pinceladas que te harán reflexionar un poco:

  • Pulsadores con temporizadores.
  • Sensores de presencia.
  • Sensores de luminosidad o crepusculares.

Básicamente, entras a la comunidad y se enciende la luz sólo donde la necesitas, siempre y cuando no haya luz natural. Se apaga cuando te vas.

Ahorro en las instalaciones del alumbrado exterior

Aquí lo importante es priorizar en función del presupuesto del que se disponga. Hay zonas de paso y zonas ornamentales. Las primeras se iluminan por necesidad, pero si queremos gastar poco, mejor pasamos de iluminar las segundas.

Podemos encontrar caminos, zonas de descanso, zonas ajardinadas, la piscina, alguna fuente… De iluminación necesaria encontramos los caminos peatonales y la piscina. Reservamos la iluminación ornamental para jardines y fuentes.

Iluminación de las zonas de paso

Aquí el secreto está en la luminaria. Es importante que alumbre bien el recorrido peatonal, pero no el cielo. No hay ninguna necesidad de alumbrar el cielo o deslumbrar a los pisos colindantes. Se puede contar con sensor de luminosidad para ahorrar energía. Lo de presencia o no va en gustos, en la fisonomía de la comunidad y en la sensación de seguridad de los propietarios.

Hay que tener en cuenta que hay un montón de posibilidades para iluminar las zonas de paso: luminarias en soportes de tipo peatonal, sobre brazo, apliques adosados a la fachada, balizas, proyectores, etc.

Iluminación de la piscina

La iluminación del entorno de la piscina es algo ornamental, pero también una cuestión de seguridad. En la oscuridad de la noche, resulta muy útil saber cuáles son los límites de una piscina o si algo, o alguien, ha podido caer a su interior.

En ese sentido, es posible iluminar el vaso y el entorno.

Iluminación de los jardines

A veces, lo que queremos iluminar son las zonas ajardinadas. Aquí cobra importancia la iluminación de árboles y arbustos con un doble fin. Por una parte, evitas posibles pozos negros, hablando en términos lumínicos. Por otra, hace bonito.

Iluminación de fuentes ornamentales

Hay que tener en cuenta qué se quiere iluminar. Si hay chorro, su altura, su volumen, etc. El tipo de iluminación que se pretende conseguir, si se quieren juegos de luces… También es importante la iluminación ambiental. No es lo mismo hacer destacar una fuente en un ambiente oscuro que en una zona ya ambientada.

Recapitulemos:

Para ahorrar en la iluminación de la comunidad de propietarios hay que verificar que el contrato que tenéis se ajusta al uso que hacéis de la electricidad.

Hay que revisar la instalación para comprobar que:

  • No hay pérdidas de energía.
  • Que se ilumina única y exclusivamente lo que tiene que ser iluminado cuando tiene que ser iluminado.
  • Que las instalaciones son de bajo consumo y de alto rendimiento.

En Micomuniweb colaboramos con empresas que ofrecen propuestas y soluciones integrales dentro del campo del ahorro y la eficiencia energética. Si quieres verificar que no estáis gastando más de lo necesario, consúltanos sin compromiso.

ahorrar en la comunidad de vecinos

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies
cambiar de empresa de limpieza en la comunidadreclamar una deuda proceso monitorio